ESCLERODERMIA

Enfermedades autoinmunes

Esclerodermia

La esclerodermia es una enfermedad del tejido conjuntivo que involucra cambios en la piel, los vasos sanguíneos, los músculos y los órganos internos. Es un tipo de trastornó autoinmunitario, una afección que ocurre cuando el sistema inmunológico ataca por error y destruye tejido corporal sano.

Se desconoce la causa de la esclerodermia. Las personas con esta enfermedad presentan una acumulación de una sustancia llamada colágeno en la piel y otros órganos. Esta acumulación lleva a que se presenten síntomas de la enfermedad.

La enfermedad generalmente afecta a personas de 30 a 50 años de edad y las mujeres la desarrollan más a menudo que los hombres. Algunas personas con esclerodermia tienen antecedentes de estar alrededor del polvo de sílice y policloruro de vinilo, pero la mayoría no.

La esclerodermia generalizada puede ocurrir con otras enfermedades autoinmunitarias, entre ellas lupus eritematoso sistémica y polimiositis. En tales casos el trastorno se denomina mixta del tejido conjuntivo.

Síntomas de la enfermedad

  • Dedos de las manos y los pies que se tornan azulados o blancos en respuesta a las temperaturas frías o cálidas
  • Perdida de cabello
  • Endurecimiento de la piel
  • Piel anormalmente clara u oscura
  • Engrosamiento de la piel, rigidez y tensión de los dedos de las manos y antebrazos
  • Tumoraciones blancas y pequeñas por debajo de la piel, algunas veces exudando una sustancia blanca que luce como pasta dental
  • Llagas en las puntas de los dedos de las manos o de los pies
  • Piel facial tensa y con aspecto de mascara
  • Dolor articular
  • Entumecimiento y dolor en los pies
  • Dolor, rigidez e inflamación de los dedos y articulaciones
  • Dolor de muñeca
  • Tos seca
  • Dificultad respiratoria
  • Sibilancias
  • Distensión después de las comidas
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Dificultad para tragar
  • Reflujo esofágico o acidez gástrica
  • Problemas para controlar las heces
  • Signos, exámenes y tratamiento tradicional

  • Pruebas para anticuerpos antinucleares
  • Tasa de sedimentación eritrositaria
  • Factor reumatoide
  • Radiografía de tórax
  • Tomografía computarizada de los pulmones
  • Ecocardiografía
  • Análisis de orina
  • Pruebas de función pulmonar y tubo digestivo
  • Biopsia de piel
  • Antiinflamatorios potentes llamados corticoesteroides
  • Inmunodepresores
  • Antiinflamatorios no esteroideos
  • Fármacos para la pirosis o problemas de deglución
  • Medicamentos para la presión arterial
  • Fototerapia para aliviar el engrosamiento de la piel
  • Medicamentos para mejorar la respiración
  • Medicamentos para el fenómeno de Raynaud

  • El tratamiento en general también implica fisioterapia

    Nuestro tratamiento

    Megasalud ha desarrollado un tratamiento natural, NO invasivo y sin efectos secundarios que puede contribuir a curar o controlar la esclerodermia, según el caso, mejorando considerablemente la calidad de vida del paciente. Nuestro tratamiento se ajusta a los defectos inmunológicos de cada paciente en particular y dicho tratamiento consta de varios elementos que, juntos, interactúan en el sistema inmunológico al reestructurarlo y por consecuencia, generando una mejora clínica y bioquímica en el paciente. Conócelo

    logo